Punto de nuez

El punto de nuez es el más pequeño de los puntos de textura que tienen forma de bolita como los garbanzos o los bodoques. Es el que menos sobresale del tejido porque se hace sobre la vuelta en la que se está trabajando, sin añadir más.

Puedes hacer este punto en cualquier parte del tejido, como un adorno, ya que solo necesitamos un punto de base y ese punto puede esta en cualquier parte de la labor.

¿Cómo hacer el punto de nuez?

Para empezar, no te preocupes si a la primera se desmorona todo, es normal. Hay que practicar un ratito hasta conseguir la tensión adecuada de las hebras que forman el punto.

Vamos a verlo paso a paso.

Cuando llegues al punto de la aguja izquierda en el que quieres hacer la nuez, introduce la aguja derecha como si fueses a tejer un punto de derecho, pero al recoger la hebra,  no dejes caer el punto de la aguja izquierda, tira un poco de la hebra para que quede floja y sea más larga de lo habitual.

punto nuez 1
punto nuez 2
punto nuez 3
punto nuez 4

El siguiente paso es pasar la hebra por encima de la aguja de la mano derecha y volver a introducir la aguja entre el punto para recoger hebra. En ambos casos la hebra tiene que quedar floja. Ayúdate con el dedo índice, sujetando contra la aguja las nuevas hebras que vas formando, y manteniéndolas sujetas a medida que vas añadiendo más.

punto nuez 5
punto nuez 6

Así hasta que tengas 5, 7 o 9 hebras en la aguja derecha. Sólo entonces deja caer el punto de la aguja izquierda. 

La parte más difícil es conseguir que las hebras queden flojas para terminar el punto en la vuelta siguiente. Ahora en el lugar donde habría un punto tienes 5 hebras (7 o 9).

Termina la vuelta.

En la nueva vuelta, teje hasta el lugar donde están las hebras para el punto de nuez, introduce la aguja derecha a través de todos los bucles que forman las hebras como si fueses a tejer un punto de revés, coge hebra y sácala atravesando los bucles y déjalos caer de la aguja izquierda. Todos los bucles quedan recogidos en un solo punto. Es por eso que cuando, en la vuelta anterior, preparas los bucles para el punto, las hebras tienen que quedar flojas para que sea más fácil introducir la aguja por el interior de todas ellas, y luego sacar la hebra para recogerlas en un solo punto.

punto nuez 10
punto nuez 11
punto nuez 12
punto nuez 13
punto nuez 14

Si te animas con este punto, comienza haciendo nueces sólo con 5 hebras para ir probando la holgura que necesitas para introducir la aguja entre todas ellas. Poco a poco verás que el punto no tiene truco y llenarás de nueces un montón de prendas.

Deja un comentario