Menguar 1 punto de revés

No ocurre a menudo, pero de vez en cuando hay que menguar un punto por el revés, por motivos de cuentas o porque estás realizando una prenda en punto revés tejiendo en circular.

En un menguado de revés, la inclinación del punto se aprecia si dicho menguado se realiza con cierta frecuencia, y a diferencia de los menguados de derecho, no puede verse tan fácilmente que punto queda colocado delante y cuál detrás. Entonces ¿qué hace que tengas que escoger entre un tipo de menguado de revés y otro? ¿Por qué no hacer el menguado de la misma manera siempre? Básicamente porque ese menguado va a verse por el derecho. Así que, para decidir el menguado que tejes de revés, tienes que pensar en cómo quieres que se vea por el derecho.

Dos puntos juntos de revés

Si quieres que el punto del lado izquierdo monte sobre el derecho (visto por el derecho) tejes dos puntos juntos de revés.

¿Cómo?

Primero de nada tienes que tener la hebra por delante de la labor.

Una vez que llegues al punto donde hacer el menguado, introduce la aguja de la derecha entre las hebras de los dos primeros puntos de la aguja izquierda, de atrás hacia adelante, de derecha a izquierda, por debajo de la aguja izquierda. Las hebras derechas de los dos puntos están por delante de la aguja y las hebras izquierdas están por detrás. Recoge hebra y sácala entre las hebras de los puntos de la aguja izquierda. Deja caer los dos puntos de la aguja izquierda.

Dos puntos juntos de revés por la hebra trasera

Pero si quieres que, visto por el derecho, el punto del lado derecho se monte sobre el punto del lado izquierdo, entonces tienes que tejer los dos puntos juntos de revés, pero tejiendo por la hebra trasera. 

Como estás tejiendo de revés, la hebra está por delante de la labor. Introduce la aguja desde atrás hacia adelante, de izquierda a derecha entre las hebras de los puntos, de tal forma que las hebras traseras (las de la izquierda) de los dos puntos quedan por delante de la aguja mientras que las hebras delanteras (situadas a la derecha) quedan por detrás. Los puntos están como retorcidos. Recoge hebra y sácala entre los puntos antes de dejarlos caer de la aguja.

Si los menguados se van a ver por el derecho de la labor, es importante que tengas claro cómo quieres que se inclinen los puntos, ya que la selección de un menguado u otro antes o después del punto de menguado hace que los puntos se inclinen a favor del menguado o potencie la verticalidad del punto ante la inclinación del menguado.

Deja un comentario