Cuadrado 2: con efecto diagonal.

Además de ser un cuadrado muy especial, es un ejercicio estupendo de aumentos y disminuciones, así que, vamos a rebuscar en nuestra memoria, o lo que es lo mismo, en los apuntes para ponernos manos a la obra.

En realidad se teje de abajo hacia arriba, comenzando por una esquina, es decir, que empezamos a tejer el cuadrado desde uno de sus ángulos y aumentamos, y aumentamos… hasta alcanzar la diagonal, luego disminuimos y disminuimos… hasta llegar al ángulo opuesto.

Teniendo en cuenta que empezamos a tejer por una esquina, la otra medida importante que necesitamos, junto a la de los lados, es la diagonal, que nos ayudará a establecer la proporción del cuadrado, dándonos la información de la cantidad de puntos que tenemos que tejer antes de empezar a disminuir ya que los lados solo indican el numero de vueltas. Y como siempre que hablamos de figuras geométricas, solo podemos averiguar una medida mediante una fórmula.

Preparamos el patrón de nuestro cuadrado, es decir, le damos medidas. Necesitamos la medida de uno de los  lados (para las vueltas) y la medida de la diagonal (para los puntos). Para calcular la diagonal seguimos la fórmula

cuadrado 2 efecto diagonal
cuadrado 2 efecto diagonal
cuadrado 2 efecto diagonal formula

Listo!… ya sabemos cuanto mide nuestro cuadrado. ¿Y ahora?…¿Adivinas?… ¡siiii!…… la muestra de tensión, porque necesitamos saber cuanto mide el punto.

Si te animas a hacer las muestras de los diferentes cuadrados de la sección de formas básicas, te recomiendo que utilices en todas ellas la misma lana y agujas y así, sólo haces una muestra de tensión para casi todos ellos.

Relacionamos los resultados de la muestra de tensión con las medidas del cuadrado con una sencilla regla de tres y ya tenemos los datos (puntos y vueltas) para comenzar a tejer.

Para empezar vamos a montar 3 puntos.

La vuelta 1 es toda de punto de revés, coincide con el revés de la labor.

En la vuelta 2 se hacen dos aumentos: 1 aumento al principio de vuelta, y un aumento al final de vuelta, tejiendo los puntos de en medio de derecho.

La vuelta 3 y el resto de las vuelta impares, son como la vuelta 1, todos los puntos de revés

La vuelta 4 y el resto de las vueltas pares (hasta alcanzar el numero de puntos necesarios para la diagonal) son como la vuelta 2: un aumento a principio de vuelta, los puntos de en medio tejidos de derecho, y un aumento al final de vuelta.

Hemos hecho vueltas y aumentos hasta llegar a la diagonal, así que ahora toca menguar.

En las vueltas impares todos los punto son de revés

Las vueltas pares: disminuir un punto al principio de vuelta, tejer los puntos de en medio de derecho, y diminuir un punto al final de vuelta.

Así, intercalando vueltas impares y vueltas pares hasta que sólo queden tres puntos que cerramos para terminar el cuadrado.

Seguro que está mas claro en el esquema de la imagen.

¿Qué tiene de especial este cuadrado?. 

A parte del efecto visual… los peculiar está en los números… si te fijas, en todas las vueltas de derecho, que son las vueltas pares, el número de puntos es igual al número de vuelta que estamos tejiendo mas tres, es decir, que la vuelta dos tiene cinco puntos, la vuelta cuatro tiene siete puntos, la seis tiene nueve… Por lo que hay que tener en cuenta, a la hora de realizar los cálculos, que el número de puntos que se corresponden a la diagonal sea superior en tres al numero de vueltas necesario para el lado.

Ejemplo

La muestra de tensión indica que en 10 centímetros hay 21 puntos y 27 vueltas. Si queremos hacer in cuadrado de 15×15 centímetros… Calculemos la diagonal siguiendo la fórmula.

– diagonal = 21centimetros

– Si hay 21 puntos en 10 cm, en 21 cm hay… (21×21)/10= 44 puntos. Redondeamos a 43 porque empezamos con un numero impar de puntos y siempre aumentamos un numero par de puntos. Por lo que obtenemos siempre un numero impar.

– Si hay 27 vueltas en 10 cm, en 15 cm hay… (27×15)/10= 40 vueltas.

Conclusión:

Para hacer nuestro cuadrado tenemos que montar 3 puntos y tejer y aumentar puntos a derecha e izquierda según el esquema de punto liso, 40 vueltas hasta obtener un total de 43 puntos. Seguidamente comenzamos a disminuir puntos a izquierda y derecha durante otras 4 vueltas hasta obtener de nuevo 3 puntos, como cuando empezamos.

¿Por qué sabemos que hay que aumentar dos puntos en cada vuelta par?

Para seguir la forma del patrón (manteniendo como ejemplo las medidas y cálculos del ejemplo), vemos que hay que pasar de 3 puntos a 43 en 40 vueltas, visto así, podríamos pensar que, aumentando un punto en cada vuelta alcanzaríamos el numero total de puntos, y así es, pero hay que tener en cuenta que la figura que estamos realizando es simétrica y que, para mantener la simetría, hay que aumentar el mismo numero de puntos a cada lado, por lo que habría que aumentar un punto al principio de vuelta en las pares y aumentar un punto al principio de vuelta de las impares, o la variante  aumentar un punto al final de vuelta en las pares y aumentar un punto al final de vuelta de las impares.

¡…uff!

Acordarse de esto, …que si es al principio… que si es al final… por eso lo simplificamos y así aumentamos al principio y al final de la mima vuelta, es decir dos puntos en cada vuelta par (la de derecho)

Deja un comentario