Anatomia de una manopla selbu

Anatomía se una manopla de Selbu

La Casa de la Asociación de Artes y Oficios de Selbu (Selbu Husflidscentral) se encarga de que las manoplas, para poder decir que son de Selbu, tienen que cumplir ciertas normas de forma, tamaño y motivos.

Cada una de las partes que forma la manopla tiene unas características determinadas que hay que tejer para mantener la denominación de origen Selbu.

El puño

Es la parte por la que se empieza la manopla y es aquí donde se distingue si es de hombre o de mujer. 

Los puños de las manoplas de mujer se tejen en punto elástico o en chevrón con calados. En el punto elástico se puede variar la alternancia entre los puntos de derecho y revés, lo mismo que en el puño de chevrón, en el también hay gran variedad de combinaciones entre el número de puntos para formar los picos y los valles.

Los puños de mujer tienen un máximo de 8 centímetros. Se teje a rayas, con secuencias diseñadas al gusto del que queje, solo rayas finas, rayas finas y gruesas, seguidas o alternas, rayas compuestas en simetría, como cada uno quiera, es aquí donde se distingue parte del estilo del que teje, ya que es habitual que cada casa utilice siempre su secuencia de rayas como una firma.

Los puños de las manoplas de niño suelen tener paneles con calados entre el puño y la mano para poner una goma y que la manopla se ajuste y evitar que se caiga. Se puede sustituir el panel con calados por un panel estrecho de punto elástico con la misma función, la de ajustar la manopla a la muñeca.

Los puños de las manoplas de hombre comienzan con un pequeño panel de punto elástico en el borde, de no más de 2 centímetros de ancho. A ese panel le sigue otro panel más ancho, de 8 centímetros, o una combinación de paneles más pequeños, pero que sumen 8 centímetros, esos paneles se tejen con motivos, formando una cenefa para lo que hay que tener en cuenta que los puntos de esos motivos sean múltiplo de los puntos del elástico del inicio y de los puntos de la mano.

La mano

Para tejer la mano hay que tener en cuenta el lado del pulgar, ya que lo mejor es, comenzar por el lado opuesto al lado del pulgar, para que las irregularidades que se puedan producir en el cambio de vuelta se queden en el lado del meñique.

Para tejer el resto de las partes de la mano de la manopla hay que tener en cuenta ciertas normas.

El dorso

En el dorso de la mano se tejen los motivos principales, los más grandes y se pueden distribuir de varias formas:

Un solo motivo principal.

El motivo principal repetido dos veces.

Motivos compuestos

Dos motivos diferentes.

Motivos en columna centrada con paneles simétricos a ambos lados.

Motivo en mosaico (patrón de repetición)

La palma

En la palma de la mano se tejen pequeños motivos en mosaico procurando que queden centrados con la punta de la manopla para mantener la simetría.

Las bandas laterales

Las bandas laterales separan los motivos del dorso de los de la palma de la manopla. Es una franja estrecha que se teje con un motivo repetido. El ancho de la franja se corresponde con el grosor de la mano, de más o menos tres puntos, según el grosor de la lana con la que se teja.

Se puede dejar un espacio entre la franja y los motivos de la mano o puede integrarse y que los motivos y el fondo se toquen con las bandas.

El pulgar

Es pulgar se divide en tres partes: la holgura, el cuerpo del pulgar y la punta

La holgura, que es propia y única de las manoplas Selbu, se hace para dar espacio al pulgar, y se teje haciendo aumentos en simetría, bien en los bordes o en el centro.

Se comienza a tejer en la misma vuelta en la que se empieza el motivo principal del dorso, al final del puño. En la holgura se pueden tejer gran variedad de motivos que van desde los que se realizan con un punto de ancho y dos o tres puntos de longitud, los que tienen pequeños motivos que van hasta la punta, a los mensajes o fechas para las manoplas personalizadas.

El cuerpo de pulgar se teje, al igual que la mano, con dos tipos de motivos: uno principal en la parte exterior, y en la parte interior, el mismo motivo de repetición que en la palma, que tiene que continuar sin que se note la unión entre la palma y en pulgar. También tiene bandas laterales que separa la cara exterior de la interior.

La punta se realiza menguando hasta que solo quede un punto en la cara exterior, otro punto en la cara interior y los puntos de las bandas laterales.

La punta

La manopla tiene que terminar en punta con un ángulo de, aproximadamente, 45º en los dos lados. La punta se empieza a tejer comenzando los menguados a la altura de “los hombros” de la segunda rosa del dorso. Se hacen 4 menguados por vuelta, antes y después de las bandas laterales. Los motivos que acompañan a las rosas se cambian por motivos más pequeños para que se vean enteros a medida que la punta de la manopla disminuye. La punta se cierra cuando queden entre 8 y 12 puntos en las agujas.

Cordoncillo (i-cord)

Hasta que no tejes tu primer cordoncillo no te das cuenta lo que lo echabas de menos. Tiene un montón de utilidades desde rematar piezas hasta servir de hilo de unión en las guirnaldas, pasando por ceñidores, aplique para reproducir formas, adorno de bordes… Incluso hilo pre-tejido para volver a tejer.

Leer más

punto nuez portada

Punto de nuez

El punto de nuez es el más pequeño de los puntos de textura que tienen forma de bolita como los garbanzos o los bodoques. Es el que menos sobresale del tejido porque se hace sobre la vuelta en la que se está trabajando, sin añadir más.

Leer más