Cada aguja tiene su punto

La lana y las agujas forman parte de tu estilo a la hora de tejer. A través de las agujas trasmites tu personalidad a todo lo que tejes. Por eso es importante conocer un poco las agujas y tejer con aquellas que, por su forma y material, te hacen sentir cómoda y calmada.

El material de las agujas puede influir en que tejas mas flojo o más apretado.

Agujas y su material

Las agujas de bambú y de madera son las amas comunes. Son ligeras y apropiadas para aprender a tejer ya que los puntos apenas se resbalan. Las agujas de bambú son mas flexibles, mas suaves y ligeras por lo que se recomiendan a las personas con artritis.

Las agujas de metal (aluminio, níquel, latón, acero) son suaves y menos ligeras que las de madera. Son muy duraderas y su sonido se asocia a la tradición de tejer. Los puntos resbalan fácilmente por lo que no se recomiendan si estás empezando. Si ya tienes algo de práctica, son las mejores para los hilos que tienen pelo como el mohair, o para tejer encaje. Son duras y rígidas por lo que no se recomiendan si tienes problemas de articulaciones en las manos. 

Las agujas de plástico y acrílico son las mas ligeras, por eso puedes encontrar agujas de gran tamaño de este material. No son muy duraderas. El punto resbala poco por lo que las hacen recomendables para principiantes. Son flexibles y cómodas, recomendables para las personas con problemas en las articulaciones. 

Las agujas de fibra de carbono son mas ligeras que las de metal pero igual o mas duraderas. El punto resbala mas que en las agujas de madera pero menos que en las de metal. Indicadas para tejer con hilos finos y trabajos de encaje.

Agujas y su labor

Para tejer en plano, los trabajos que requieren tejer de un lado al otro, dando la vuelta a la labor cada vez que se terminan los puntos en la aguja, tejiendo una vez por el lado derecho de la labor y

 la siguiente por el revés, necesitas unas agujas rectas. También puedes utilizar agujas circulares con cable fijo o intercambiables, pero ten cuidado cuando utilices estas agujas, sobre todo las intercambiables, porque al girar la labor,  las agujas se aflojan del cable y a veces se separan.

Si quieres tejer en redondo, dependiendo del tamaño de la labor puedes utilizar agujas con cable fijo o intercambiables para trabajos medianos o grandes y agujas de doble punta para trabajos mas pequeños. 

Por último están las agujas auxiliares, muy útiles para dejar puntos en descanso o moverlos por delante o detrás de la labor dando tridimensionalidad al tejido.

Deja un comentario