Bitácora tejerinda

*21 de enero de 2023*

Hoy volvía a ser un día de enero de los de antes, con un viento suave y frío y pocas horas de luz.

Dia 21 y estábamos sentadas frente a frente en una cafetería que habíamos encontrado por casualidad, porque la que habíamos escogido no nos ofrecía sitio.

Un café latte y un capuccino fueron la introducción a un buen ratito de punto, ilustrado con unas revistas de la abuela que iluminaron ideas para nuevos jerséis.

Entre café, galletas y punto surge un nombre, más bien un adjetivo inspirado por la idea de reunión, de diversión, de vernos una vez al mes para hacer y hablar de lo que nos gusta: tejer. 

Así, camino a casa, nos convertimos en tejerindas. Y durante un rato soñamos. ¿Habrá mas tejerind@s la próxima vez que nos volvamos a ver?

Deja un comentario