Bitácora tejerinda

*20 de mayo de 2023*

El sábado tejerindo de mayo empieza como cualquier sábado, hasta que salgo de casa y me pongo a pensar en que te voy a ver y vamos a tejer junt@s. Es 20 y hay nubes, aunque no tantas como para preocuparse.  

La mesa del fondo está libre, esperándonos, intuyendo que en unos momentos se llenará de ideas, de historias, de bienvenidas. También se llenó de reencuentros inesperados, de los que  sorprenden, porque siempre agrada volver a verte cuando ha pasado tanta vida.

Una bolsa tejerinda empieza el trabajo de guardar proyectos que sólo están de paso. La bolsa número tres.

Después de un ratito tejiendo llegan las despedidas, algunas son hasta pronto y otras son un medio adiós que nos medio entristecen, porque los medio adiós dan esperanza de volver a ser hola.

Deja un comentario