Aumentar 1 punto en las hebras

Este es un tipo de aumento de los más versátiles. Muy útil cuando estás trabajando en un tejido en el que los puntos de derecho y revés se van alternando. ¿Por qué?

Primero analiza cómo se realiza el aumento.

Una vez que llegas al punto en el que tienes que tejer el aumento, introduce la aguja derecha en el primer punto de la aguja izquierda, lo tejes como si se tratase de un punto normal de derecho, pero no lo deslices de la aguja. Continúa tejiendo un nuevo punto en la hebra trasera, como si tejieses un punto derecho retorcido, introduciendo la aguja entre las hebras del punto de la aguja izquierda, por debajo de dicha aguja. Entonces llega el momento de dejar caer el punto de la aguja.

De la forma anteriormente descrita, se tejen dos puntos de derecho. El punto natural y el punto aumentado. 

¿Dónde está la versatilidad?

En la variedad de puntos que puedes originar con el aumento, ya que no siempre tienes que tejer de derecho. Si necesitas generar tejido de revés, este es tu aumento. Porque puedes tejer un punto de revés en la hebra delantera y uno de revés en la hebra trasera. También puedes tejer un punto de derecho en la hebra delantera y un punto de revés en la hebra trasera. Y, por supuesto, puede tejer un punto de revés en cada una de las hebras. Así, con este tipo de aumento, puedes dar pie a un tejido elástico o a un tejido con textura de puntos derecho y revés.

Por último cabe destacar que este aumento no genera agujeros.

Deja un comentario