Arbol en diamante

Un motivo de textura que, dada la combinación de puntos, podría pasar por uno se relieve, de hecho se comienza del árbol con un punto cruzado, el único en todo el motivo.

Con este motivo vamos practicar el menguado de un punto inclinado tanto a derecha como a la izquierda para compensar el aumento de puntos que se genera al echar hebra.

Es fácil de tejer (le ponemos una ovejita), solo hay que estar atentos al intervalo de puntos para el elástico y la simetría del rombo.

Este tejido no es reversible.

El punto es múltiplo de 33 (+ orillos) y el motivo se repite cada 50 vueltas.

Coge tus agujas favoritas, algún resto de lana y anímate a hacer esta muestra siguiendo el esquema.

Puedes descargar el gráfico de forma gratuita.

Deja un comentario